Foros » Historia de Capilla del Monte

La Historia... Desde el principio

    • 21 entradas
    16 de septiembre de 2012 11:12:15 ART

    Los primeros habitantes

     

    Los primeros habitantes de lo que es hoy Capilla del Monte, fueron los Comechingones, que habitaron todo el oeste cordobés. Cabe señalar también la presencia de los Sanavirones, aborígenes del noroeste de lo que hoy es la provincia de Córdoba y parte de sudeste de Santiago del Estero. De hecho, la denominación Comechingón es una voz Sanavirona utilizada para designar a quienes habitaban en las cuevas y aleros que las formaciones rocosas les brindaron como abrigos naturales.

    Otra característica habitacional de los antiguos pobladores de lo que hoy es Córdoba, fueron las viviendas semisubterraneas, denominadas como "casa pozo", de las que hay escasas constataciones arqueológicas. Las crónicas de la época de la conquista describen a nuestros aborígenes como numerosas etnias con las siguientes particularidades en sus rasgos físicos: "hombres altos, morenos y barbudos".

    En el periodo arcaico fueron cazadores recolectores y, sobre el limite del encuentro con la conquista, practicaron la agricultura incipiente y la domesticación de animales y plantas. La alfarería hallada en los sitios arqueológicos es mayoritariamente rústica y utilitaria. Una caracteréstica identificatoria de su cultura material es la punta de flecha lanceolada, en forma de hoja de laurel, que marca el horizonte ayampitin que se extendía desde Córdoba (La Falda, Pampa de Olan) hasta el noroeste de América del Sur, con una antigüedad estimada en 6000 A.C.

    De la diversidad lingüística de los dialectos, agrupados en dos lenguas principales, Henia y Camiare, quedan pocos vocablos que no hayan sufrido la influencia del Quichua, en su avance de norte a sur, acompañando el paso de los encomenderos y conquistadores españoles. Sobre lo dicho cabe señalar un párrafo textual de Pbro. Pablo Cabrera "... los aborígenes que intervienen en ellas hablaban para la fecha idioma Cuzco...". Ya en 1594 Alonso Barzana decía: "Son tantas las lenguas habladas en Córdoba, que cada media lengua se tropieza otra diferente''

     

    Los Comechingones

     

    El pueblo Hénia y el Kamiare son las dos gruesas ramas del conjunto tribal denominado por los españoles como: “los Comechingones”.

    Esta tribu ocupó la zona noroeste de la provincia de Córdoba junto con los Olongasta, una de las etnias de los pueblos de lengua Kakán (“Diaguitas” para los españoles).

    Los Hénia-Kamiare se extendieron por casi todas las sierras chicas y grandes de la provincia de Córdoba, también su presencia siguió por el oeste hasta ocupar parte de las sierras de la provincia de San Luis y parte de La Pampa.

    El apelativo de “Comechingones” nace de la suposición del conquistador escriba Jerónimo Bibar en 1.558, quien dice que la denominación podría originarse en un supuesto grito de guerra en sus luchas contra el español. Tal grito de ataque -según le contaron otros españoles a Bibar- podría haber sido: ¡com chingón!; y de allí saldría el nombre que finalmente se les impuso. Según la misma fuente, hasta se aventura que su significado sería el de: “mueran – mueran”.

    Existe otra versión algo menos antojadiza según la cual, en lengua Salavina, indicaría: “habitantes de las cuevas”. Ambas suposiciones no pasan de ser meras conjeturas sin mayor fundamento; aunque la segunda se acerca un poco a la verdad.

     

    Según la información que dispongo (fundamentalmente suministrada por mi abuelo paterno cuya familia habitó ancestralmente la zona) y que considero la auténtica; es la siguiente:

    Los Salavinón (aborígenes del norte y centro de la provincia de Córdoba) acostumbrados a las socarronerías y a poner apodos, les denominaban en forma burlona con una expresión onomatopéyica, que podría explicarse como asimilable a “los vizcachas” o “vizcachones”. Esto estuvo motivado por su aspecto bigotudo y costumbre de habitar en casas semi enterradas, cuyo ingreso, guardaba el parecido a la entrada de una cueva de vizcachas.

    Recuerdo las bromas del abuelo y lo que me contaba acerca del grito de alerta de los vizcachones (roedor sudamericano macho) corpulentos y bigotudos, y la expresión onomatopéyica característica de su grito: “¡comchi-Kúnn , comchi-Kúnn!”; y por eso los Salavinón solían dirigirse a ellos en forma burlona remedando ese grito tan característico del animal. Resultando de allí el paso a la denominación castellana de “Comechingón”. Los españoles creyeron que esta tribu se llamaba así y los denominaron como “los comechingones.

    Los escritores españoles, ajenos a este conocimiento, luego hicieron sus particulares interpretaciones; que se trataría de un grito de guerra; que en lengua salavinón sería habitante de las cuevas; que quiere decir ¡mueran, mueran!, etc.

    Pero la verdad es que, nuestra comunidad aborigen estuvo conformada por dos pueblos serranos: Hénia y Kamiare.

     

    la Ciudad


    El sitio donde hoy se levanta Capilla del Monte, tiene su origen de la tierra llamada Merced de Gualumba, conferida el 30 de Diciembre de 1575 por Don Lorenzo Suárez Figueroa a Doña Lucia González Jaimes, hija del conquistador Bartolomé Jaimes, cuando era niña de solo nueve años de edad.

    Lucia González Jaimes y su marido venden las tierras al Cap. Crístobal Fúnes el 2 de agosto de 1618. éste las trueca por otras a Miguel González Jaimes, su tío, el 24 de octubre de 1620. Miguel González entregó las tierras como parte de la dote, a su hija, María Jaimes, con motivo de su casamiento con el Capitan Gerónimo de Quevedo. El 13 de abril de 1638, la propiedad es vendida a Manuela Rivera.

    Sucesivas heredades y ventas nos acercan a la fecha en que el Capitan Antonio Ceballos compro el predio que tiene una extensión de cuarto de legua al norte y otra al sur, por una legua al naciente y otra al poniente. Es éste el momento en que por primera vez se implanta en el mismo, la Estancia que el Capitan Antonio Ceballos pone bajo la advocación de San Antonio. Construyendo su casa compuesta de sala y dos aposentos y otros cuartos para sus hijos y agregados, un molino y la bodega. El principal cultivo de la estancia lo constituían mil seiscientas cuarenta cepas de vid. Además de la siembra de trigo, había algunas plantaciones de frutales como manzanas, peras, higueras y membrillos. Se criaban vacas, bueyes, caballos, yeguas y mulas. Todo lo dicho se desprende del inventario efectuado después de la muerte del Capitan Antonio Ceballos, en 1719, en su estancia de San Antonio. Ese suceso anticipa nuevas ventas entre las que se destaca la perteneciente al 6 de setiembre de 1824, fecha en que es comprada por Don Pastor Montoya. Sus descendientes venden parte de la estancia al Dr. Adolfo Doering, a fines del siglo XIX, y en ese momento se unifican las tierras con una mensura judicial (1885 mensura de Vilches).

    El Dr. Adolfo Doering, un sabio alemán llegado al país por invitación del entonces presidente Sarmiento, fue quien hizo trazar definitivamente la planta urbana de la localidad, propagando el centro hasta la actual diagonal Buenos Aires para hacerlo coincidir con la estación de ferrocarril. A tal efecto contrató los servicios profesionales de dos ingenieros suizos. Por esa época también se creo una comisión vecinal que dio las bases del primer municipio. El Dr. Doering fue presidente de la comisión directiva de la Academia Nacional de Ciencias - Córdoba - Argentina en 1918 y en esos años albergo en su residencia particular a científicos tales como los Doctores. Rimann, Frenguelli, Herreo Ducloux, con quien realizo importantes relevamientos geológicos y orográficos de la región.

    Además, Capilla del Monte fue pionera en el Valle de Punilla en cuanto a la planificación de sus servicios públicos, como el agua corriente, desagues cloacales y pluviales, trazado de calles, usina eléctrica, correo, escuelas y sala de primeros auxilios, entre otras obras vanguardistas de la zona, para ese momento.

     

     


    Esta entrada ha sido editada por Ariel Irizarri el 16 de septiembre de 2012 11:28:44 ART
    • 1 entradas
    2 de marzo de 2014 12:43:38 ART
    muy buena la historia, me encanto por lo menos asi pude saber como se creo esa hermosa cuidad tan llena de paz y energía
    • 1 entradas
    9 de abril de 2014 11:10:17 ART

    Como me gusta ver mi apellido en la historia de esta hermosa localidad, gracias a mi abuelo que era Capillense.

    • 1 entradas
    7 de junio de 2015 22:39:19 ART

    Que buena Historia, ahora se un poco mas de esa hermosa ciudad. Cual es su temperatura en esta época?

    Gracias un saludo desde la ciudad de Osorno Chile

    Lourde

    • 3 entradas
    21 de junio de 2015 18:31:29 ART

    Gracias por ilustrarnos , esperamos que continúe.-  Me gusta el apartado que dice "Capilla del Monte fue pionera en el Valle de Punilla en cuanto a la planificación de sus servicios públicos, como el agua corriente, desagues cloacales y pluviales, trazado de calles, usina eléctrica, correo, escuelas y sala de primeros auxilios, entre otras obras vanguardistas de la zona, para ese momento." Espero que la gestión municipal este siguiendo ese camino.